Para todas nosotras ha sido un completo gusto disfrutar de la cantidad de trajes que la moda nos ha ofrecido para utilizar.

 

En la exclusividad y el dise帽o est谩 la clave de sentirnos unas divas o unas sencillas desatendidas damas en casa.

 

Aunque con el tiempo los trajes hayan sufrido notables modificaciones y sean generadores de ingresos para quienes se dedican a la industria de la confecci贸n, hoy veremos a la luz de las escrituras el origen de ellos.

 

El primer traje de la historia fue la inocencia. Ad谩n y Eva se hallaron desnudos en el huerto del Ed茅n y no hab铆a inconveniente en ello.

 

Su desnudez era el reflejo de una vida confiada,聽 tranquila, limpia y honesta delante de la presencia de Dios mismo, con quien paseaban con frecuencia y se deleitaban en sus charlas vespertinas.

 

Pero Satan谩s vino, para empezar a corromper la creaci贸n de Dios y apoderarse del 煤nico trono susceptible de ser arrebatado. El de Ad谩n.

 

En el momento menos esperado, se visti贸 de serpiente para venir a conversar con Eva y como ella no supiera a煤n lo que el pecado era, visti贸 de 鈥渞eflexi贸n鈥 la 鈥渢ransgresi贸n鈥: Pi茅nsalo bien Eva, si Dios fuera tan bueno con ustedes como dice ser, no estar铆a prohibiendoles nada. Simplemente no quiere que ustedes sean tan poderosos como 脡l, sabiendo el bien y el mal. Eso de morir, no es tan cierto. 鈥 Se le oy贸 decir.

 

Entonces disfraz贸 de cuesta arriba un camino cuesta abajo.

 

Todo momento en que la tentaci贸n se acerca a nuestras vidas tendr谩 un traje agradable y estar谩 vestido para la ocasi贸n.聽聽

 

Sin embargo, en su interior se camuflar谩 una desastrosa intenci贸n de motivarnos a permitir que nuestros propios deseos nos dominen y terminemos haciendo aquello que nos deja lejos de la comuni贸n con Dios.

Leave a comment