Hoy dirijo a ti mi oración y declaro mi total dependencia de ti y me voy a la cama confiado de que aún mientras descanso y duermo tu obraras a mi favor, pues no duerme el que me cuida y me defiende, a ti no te limita ni el día ni la noche, estoy convencido que lo que yo no logré hacer en mis fuerzas durante todo el día, tú lo puedes hacer mientras yo descanso, por eso aún mientras duermo declaro que confío en ti, en tus planes de bien y de cuidado para mí, me preparo para las buenas noticias, para las respuestas que tu das a aquellos que depositan en ti toda su confianza.

Hoy hago mías las palabras del salmista cuando dijo: Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba. No temeré a diez millares de gente, que pusieren sitio contra mí, pues estoy seguro de que tú me libraras de todo mal, tu eres mi sustento y si tu cuidas mi sueño nada puede hacerme el hombre, ¿qué puede pasar mientras descanso si envías a tus ángeles a que hagan vallado en mi hogar y me guarden de todo mal y de todo peligro?

Descanso en ti y mientras descanso sigo adorándote, porque también fui creado para esto, elevo mi corazón en gratitud a ti y bendigo tu nombre porque tu acampas alrededor de aquellos que te tememos y nos defiendes, por eso en paz me acostaré y así mismo dormiré porque solo tu me haces vivir confiado.

Amén.

Leave a comment