Te entrego mis proyectos y mis anhelos para que tú los perfecciones, los dirijas y los hagas a tu manera, tu modo de obrar es diferente al mío y mucho mejor, por lo que también te entrego mis medios y mis formas de hacer las cosas y decido ser ese hijo obediente que siempre está atento a tu dirección. Cada día pondré mis anhelos delante de ti, y me dispondré no solo a que los hagas realidad sino también a que sean moldeados para que siempre cada uno de ellos me dirija a ese propósito perfecto y eterno que has planeado para mí.

Someto a tu perfecta voluntad cada plan que me he trazado, elijo hacer lo que esté en mis manos por hacerlos realidad y después descansar en tu tiempo Señor que es perfecto para mí, se que tus planes son como un fruto que se debe comer maduro, que no lo podría disfrutar si lo tomara antes del tiempo determinado, te pido que me perdones cuando en ocasiones he intentado forzarte a que hagas las cosas a mi manera y a mi forma.

Declaro en tu poderoso nombre que toda oposición que mi adversario el diablo esté poniendo para que tus planes se hagan realidad en mí, toda actitud contraria o todo derecho legal que el enemigo esté reclamando en mi contra para robar, hurtar y destruir esos planes de bien que diseñaste de antemano para mi queda sin poder y sin autoridad, soy tu hijo amado y tu tienes complacencia en mí, has puesto en mi corazón tu espíritu santo que me capacita para llevar a buen termino todo aquello que en ti me propongo, por eso dejo todo miedo y ansiedad a un lado y determino que la gloria, el honor, el poder y el reconocimiento de todos mis sueños cumplidos es de ti, por ti y para ti.Gracias Señor por estar atento a mi clamor, gracias porque sé que a tu tiempo todo lo que he deseado se hará realidad, más abundantemente y a la manera perfecta, por lo tanto, siempre confiaré en ti, en el nombre de Jesús.

Amén y amén.

Leave a comment