Te pido Señor que toda enfermedad que no solo quiera afectar mi cuerpo sino también mi alma, que venga a acechar mi mente y a desestabilizar mis emociones, que quiera robar el control de mi animo y hacerme caer en depresión o ansiedad, toda crisis interna no resuelta que se refleje en mi cuerpo a través del estrés, los dolores musculares, las migrañas, la gastritis o las ulceras gástricas, queda sin poder dentro de mi cuerpo, te corono no solo como mi medico de cabecera, sino también como aquel que lleva mis cargas, como el victorioso en batalla que nunca me abandona, ni pierde el control.

 

Expulsa oh Señor de mi cuerpo toda bacteria, toda infección, todo cuerpo extraño que quiera dañar mi cuerpo, queda sin poder, aumenta mis defensas físicas y prepara mi cuerpo para permanecer completamente sano en medio de las aflicciones físicas que vengas a atacarme, se que aunque todo el mundo se escandalice, aunque todo el mundo se lamente por lo sucedido, tú nos seguirás guardando, nuestra esperanza no está puesta en una vacuna contra un virus, nuestra confianza está puesta en aquel que tiene el poder para guardarnos de toda enfermedad.

 

Hoy me declaro en victoria y elevo mi voz en señal de gratitud, descanso en tus promesas, abrazo el regalo de la sanidad que se hará manifiesto en mi vida en tu perfecto tiempo, hoy sincronizo mi corazón con el tuyo, y mis palabras con las tuyas, entendiendo que lo que se ve es creado por lo que no se ve, creo que a partir de este momento comenzaré a experimentar ese poder sanador eficaz en las áreas afectadas de mi cuerpo, no dudo Señor que tu palabra es verdad, que has oído mi clamor y a tu manera y en tu tiempo te escucharé decir: Si quiero, Sé sano.

En el nombre de Jesús amén.

Leave a comment