Padre bondadoso, te alabamos y te exaltamos por ser un buen Dios y un Padre sin igual.

Tu eres la manifestación del amor y la generosidad, por tanto, si nosotros hemos de ser tu semejanza, debemos aprender de tus conductas y cultivar en nuestra vida tus virtudes.

Tu eres nuestra fuerza, nuestro castillo, nuestra alegría, nuestro regocijo, nuestra paz, nuestro tesoro y la mayor posesión que podamos obtener en esta vida.

Sabemos que estamos en un proceso de cambio, de manera que aprendamos las conductas de Cristo y desaprendamos las nuestras, con la guía del Espíritu Santo y gracias a la fortaleza y el entendimiento que nos infunde.

Necesitamos limpiar nuestro corazón de todo aquello que pueda entorpecer nuestra comunión contigo o impedir que la palabra que es sembrada en nuestros corazones, crezca y dé fruto abundante.

Bendecimos a quienes nos aborrecen, a todos aquellos que han procurado nuestro mal, a quienes hablan acerca nuestro mintiendo y te rogamos que el mismo amor que nos rescató a nosotros, los rescate a ellos.

Fortalece Señor nuestra fe, nuestra mente, nuestros pasos y danos sabiduría y visión espiritual para enfrentar la adversidad, sabiendo que la victoria siempre viene de tu mano y que cada circunstancia que vivimos en esta tierra nos construye y nos hace más parecidos a tí.

Queremos ser servidores del reino de los cielos, que se alegran de serlo y disfrutan de corazón, el privilegio de compartir con otros, las bendiciones recibidas.

Glorifícate Señor en nuestras vidas y activa en nosotros los dones del Espíritu, para que podamos ser efectivos en la tarea de ayudar a todos los que te necesitan.

Queremos orar por los enfermos y verlos recuperar su salud, orar por los oprimidos y verlos libres, porque el poder que lo hace posible proviene de tí y no depende de nosotros.

Gracias precioso Señor porque no nos pagaste conforme a nuestras maldades, sino que nos mostraste tu misericordia y nos cubriste con el manto de tu gracia.

Te alabamos, te exaltamos, te bendecimos y te glorificamos amado Dios.

En Cristo Jesús,

Amén y amén.

Leave a comment