Bendice mi hogar para que en él siempre reine tu presencia, decido en este día ponerte en el lugar que te corresponde de mi vida y te pido que desde ahora cada rincón de mi casa este lleno de tu maravillosa presencia, que toda obra del enemigo sea echada fuera por el poder de tu nombre, y que solo en mi hogar habite la paz, el amor, la paciencia, la esperanza, el buen trato, las palabras de afecto, la solidaridad, pero sobre todo el anhelo por tu presencia en nuestras vidas.

Sé tú el señor de mi vida y en este día abre las ventanas de los cielos derramando bendición hasta que sobre y abunde, permite que todo lo que haga tenga éxito pero también ayúdame a comprender que si las cosas no salen como esperaban puedo estar confiado en que algo mejor vendrá.

Gracias amado padre porque en ti puedo estar confiado de que mi día estará lleno de esperanza y bendición, porque si voy contigo lo tengo todo y nada me hará falta porque tu Señor eres mi porción, mi padre protector, mi ayudador, mi torre fuerte, mi alto refugio, en ti mi vida está asegurada y puedo vivir tranquilo, pongo en ti todas mis metas, diligencias, planes y proyectos para que tu obres en ellos a tu manera.

Bendigo tu nombre y te exalto por tu bondad por amarme y demostrarme ese gran amor por medio de tus dulces cuidados, es por esto que no me cansaré de reconocerte en todos mis caminos y de alegrarme y adorarte por todo el bien que me has hecho y seguirás haciendo a mi favor.

Gracias mi Señor por escuchar mi clamor y llenarme de tu presencia, en el nombre de Jesús.

Amén y amén.

Leave a comment