La maldad es una inclinaci贸n hacia el mal, que la gran mayor铆a de personas consideramos despreciable y negativa.聽 Pese a ello, cada uno de nosotros tiene una medida de ella en nuestra vida.

La maldad est谩 asociada con la ausencia de la bondad, es el ant贸nimo de toda virtud. El grado de p茅rdida de la bondad en una persona, es directamente proporcional con su nivel de maldad.聽聽

Si nuestros actos no reflejan bondad, es necesario revisar en detalle este asunto, pues seguramente el espacio que ha cedido la bondad, ahora est茅 siendo ocupado por la maldad.聽

Hoy ocuparemos esta reflexi贸n para hablar de una mujer para la cual, la maldad era su estado natural constante: Atal铆a, que traducido es, 鈥淎lejada del Se帽or鈥.

Atal铆a era la hija del rey Acab y Jezabel, quienes hicieron toda clase de perversiones contra el pueblo de Israel e impusieron la adoraci贸n a Baal y corrompieron sus costumbres.

Fiel a lo aprendido en casa, Atal铆a demostr贸 ser una mujer sanguinaria, dispuesta a lograr su prop贸sito de聽 gobernar por encima de quien fuera necesario, incluso de su propia familia.

Josafat, rey de Jud谩, un hombre temeroso de Dios, cas贸 a su hijo Joram con esta imp铆a mujer, para conciliar las tensionantes relaciones entre Jud谩 e Israel.

La decisi贸n por conveniencia de Josafat, trajo consecuencias terribles en su familia, pues Joram, un hombre f谩cilmente influenciable, mat贸 a sus hermanos por orden de Atal铆a, para hacerse al trono y tuvo un hijo con ella, llamado Ocoz铆as, quien fue la personificaci贸n misma de la arrogancia.

Joram rein贸 durante ocho a帽os, luego de los cuales muri贸 a causa de una enfermedad predicha, sin que nadie lo llorara. Mientras estuvo gobernando, se convirti贸 en el t铆tere de Atal铆a, quien continu贸 gobernando un a帽o m谩s a trav茅s de su hijo Ocoz铆as, quien muri贸 en una batalla.

 

Muerto Ocoz铆as el deseo de Atal铆a por asegurarse el trono, la impuls贸 a matar a cada uno de sus nietos.

Leave a comment