Amado Dios, gracias por darme la oportunidad de tener tu presencia constante en mi vida, en mi casa, de poder acercarme a ti  y  ya no hay que trasladar arcas, pues la obra perfecta de Jesús en la cruz nos da ese acceso directo a ti Padre, solo debo disponer mi corazón para traerte todo el tiempo conmigo, solo depende de querer hacerlo, de actuar buscando esa presencia en todo momento y así como Obed Edom seré portador de todas esas grandes e innumerables bendiciones que  tienes reservadas para  mi.

Señor hoy quiero que así como Obed- edom fue bendecido porque el arca de Dios llegó a su casa, te pido que  entres a la mía  para que me bendigas a mi y a los míos. 

Abro Señor de par en par las puertas de mi  hogar como Casa de Paz, para que tu presencia entre sin dudarlo y  garantice que el hecho de que estés conmigo,  bendecirá mi casa y la de los que llegan a ella y le darás a mi descendencia prosperidad, propósito y un destino de felicidad colmado de tus fortunas.

Por Favor Padre,  Permite experimentar tu maravillosa  presencia, quiero sentir y vivir de tus riquezas en gloria, abre las ventanas de los cielos y derrama sobre mí y los que me rodean de todos esos tesoros que están reservados para los que te amamos y deseamos tenerte todo el tiempo cerca.

Señor en este dia, mi mayor anhelo es servirte de todo corazón, servirte con mi vida entera, servirte con gozo y alabanza a tu nombre, exaltarte y glorificarte, y hacer mías las palabras del Rey David en el (Salmo 84:10-12 NTV) Un solo día en tus atrios,    ¡es mejor que mil en cualquier otro lugar!  Prefiero ser un portero en la casa de mi Dios    que vivir la buena vida en la casa de los perversos. Pues el Señor Dios es nuestro sol y nuestro escudo;    él nos da gracia y gloria. El Señor no negará ningún bien  a quienes hacen lo que es correcto. Oh Señor de los Ejércitos Celestiales,   ¡qué alegría tienen los que confían en ti!

Mi amado Señor, hoy me doy cuenta que al ocuparme de tus cosas con amor y reverencia, tú te ocuparás de las mías, que si primeramente de busco a ti, a tu reino y tu justicia, todas las demás cosas llegaran a mi vida por añadidura, simplemente tus bendiciones serán la respuesta a mi corazón dispuesto.

Padre pongo tu casa y tu reino en el centro de mi vida para que se establezca tu presencia en cada una de las cosas que hago, te pongo como centro de mi casa, de mis hijos, de mi matrimonio, de mi trabajo, de mi empresa, de mis amigos, confesando que tú nos suplirás conforme a tus riquezas en gloria, que lo harás no solo conmigo, sino también con todos ellos.

Tú mi Dios, prometes que la salvación también va llegar a nuestras familias y amigos y yo lo creo en el nombre de Jesús, AMÉN.

Leave a comment