Amado Dios, al iniciar este hermoso dia, sé que debo entender y reconocer que mis deseos y peticiones, no siempre están alineados a los pensamientos y deseos tuyos, es más, pueden estar en conflicto con tu voluntad,  quizá muchas veces he orado   por  una sanidad inmediata para mi o un ser querido, pero tú Dios, permites más tiempo en esa difícil prueba, quizá he orado por paciencia con los hijos, en el matrimonio, pero tú Señor,  permites días y noches en vela y con conflictos, tal vez ore por una rápida intervención, pero tú permites que un duro sufrimiento continúe, quizá ore por provisión, pero tú Dios, quieres que pase un poco más por escasez,  y así con muchas situaciones, donde  el único interés tuyo, es que yo crezca y aprenda a depender completamente de tu voluntad.

Señor desde este momento aprendo que cuando oro “hágase tu voluntad” también te estoy pidiendo  que lleves a cabo todos tus proyectos, tus deseos, todos tus pensamientos, todo lo que anhelas y esperas de mí,  y quiero con todo mi corazón  darte la autoridad suficiente para que hagas todo lo que has prometido hacer, y que se cumpla tu perfecta, buena y agradable voluntad sobre mi vida.

Padre, te entrego mi voluntad, quiero que hagas conmigo conforme a lo que tu quieras, sé que no será fácil, pero también sé, que nunca me dejarás, que lo que tu quieres para mi, es  que te ame  y que actúe según tus mandamientos, pues cuando te obedezco, sigo el estilo de vida que tú  quieres que viva, y cuando pido “hágase tu voluntad” parte de lo que te estoy  pidiendo   es que me ayudes a guardar  en mi mente y en mi corazón todo lo que me enseñas a través de la palabra, porque eso es actuar guiados por tu verdad, y tu soberana voluntad.

Señor, te ruego que me llenes tu Santo Espíritu, y que sean puestos en mí, el sello de la confianza, la obediencia y la sumisión, para estar dispuesto a obedecer lo que tú me reveles y que sea tú voluntad, pues esto requiere una actitud especial de mi parte, porque mi tendencia natural es decirte: “Señor, muéstrame tu voluntad” y después hago la mia, y eso se llama desobediencia.

Señor, quiero pedirte que se haga como tú quieras,  prefiero aprender cuál es tu propósito para mi, y caminar sobre esa certeza para no desviarme, no quiero equivocarme más, ni dar pasos en falso, ignorando esa voluntad sobre mi propia vida, por eso repito como lo hizo el Rey David (Salmo 143:10 NVI) Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. Que tu buen Espíritu me guíe por un terreno sin obstáculos.

En este dia quisiera comprender tu voluntad, sé que es una tarea bastante difícil y quizá imposible, que supera todo mi entendimiento y tu palabra misma lo dice: (Isaias 55:9 NTV)  Pues así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos. Entenderte Señor, supera mis capacidades humanas, tus pensamientos y tus actuaciones siempre estarán por encima de las mías, me superan desde cualquier punto de vista y por lo tanto jamás podría entender la magnitud de tus planes, y de los maravillosos pensamientos sobre mi. 

Mi amado Dios, para iniciar mi dia, deseo que tu reino venga  y se establezca aquí en mi vida, que se haga como tu quieras en todo lo que yo soy, que se haga tu perfecta voluntad como allá en los cielos, quiero que reines por siempre en mi vida, donde la maldad no tenga espacio en mi corazón y donde todo se haga como sea de tu preferencia, así  no lo entienda pero sé que eres un padre bueno que siempre busca lo mejor para mi.

Leave a comment