Amado Señor, gracias por la familia que me diste, por favor llénanos de amor y respeto para que cada día estemos más unidos. Hoy te pido que bendigas a cada integrante de mi familia, que los vigiles y los cuides y que abras caminos de paz, que nos des salidas a los problemas, y nos ayudes a confiar en tu poder para vencer y permanecer siempre juntos.

Padre, gracias de todo corazón porque tú has sido bueno y me has regalado a través de mi bella familia, muchos momentos increíbles y maravillosos, ayúdanos para que crezcamos en comprensión unos con otros, en consideración y aprecio, en valorarnos y admirarnos.

Padre Celestial, hoy quiero ponerte en el centro de mi vida y de mi familia como el Rey de nuestro hogar; como el príncipe de Paz en nuestra casa; el que nos protege y nos guía todos los días de la vida, para que haya armonía porque tú sabes que te necesitamos; a veces existen conflictos entre nosotros; pero confiamos en ti; confiamos en que con tu ayuda vamos a poder salir adelante.

Jesús queremos que tú reines entre nosotros; y que sepamos mantener a nuestra familia unida en amor y buena comunicación, que no les causemos ningún dolor ni sufrimiento y puedas quitar de nosotros toda raíz de amargura, que el perdón llene nuestro corazón y nos llenes con tu paz y tu bondad. 

Amado Dios, te presento a mi familia; y te pido que tú seas el centro de este hogar; para que nos guíes siempre por lugares de bien, te entrego cada integrante de ésta casa, los entrego en tu poder, guardarlos por favor en el hueco de tu mano, bendice a mi familia con tranquilidad y amor. 

Te pido Señor para que los cuides, para que tu calma cubra nuestras vidas, que el Espíritu Santo sea quien guíe cada decisión que debamos tomar, y guarde nuestros pensamientos, limpia nuestros corazones de todo fruto negativo que hayamos sembrado en algún momento, quita todo orgullo, odio, amargura y falta de perdón.

Señor, por favor quita todo el temor, enséñanos por medio de tu bondad a tener sanas y  buenas relaciones, en completa armonía dentro del hogar.
Padre, te pido que le des salud a mi familia, salud física, emocional y espiritual, que quites toda dolencia, todo malestar, y no permitas que ningún mal toque mi casa.

Padre amado, mi mayor anhelo es que habite entre nosotros el Espíritu Santo, que nuestras vidas produzcan el fruto del amor, que seamos siempre portadores de unidad, que rija entre nosotros siempre el diálogo y el perdón, que seamos capaces de acercarnos, de dar un abrazo, de reconocer las cosas buenas de la otra persona y así mismo, cuando fallamos.

Dios, confiamos en tu poder sobrenatural, para que siempre haya provisión en nuestro hogar, para que nunca nos falte nada, porque tú nos bendices y nos das de tus riquezas celestiales, porque esta familia te pertenece, porque te amamos y porque siempre confiamos en que nuestra alacena está llena por tu misericordia y favor con nosotros.

Amado Padre, acompañamos todos los días de nuestra vida, abre las ventanas de los cielos, que siempre tengamos trabajo y podamos ganar el sustento de esta familia para tener el pan de cada día; aleja a todos nuestros enemigos, especialmente a los peligros que atenten contra nuestro trabajo; a todos los peligros que atenten contra nuestra economía.

Te ruego Señor para que esta casa permanezca unida, declaro que el enemigo jamás podrá entrar a interrumpir tu propósito divino como familia, que todos los integrantes de esta casa te amamos y te honramos y que toda nuestra alabanza y exaltación es para ti.

Señor, quiero darte las gracias, me siento feliz de saber que somos una familia, que somos el plan perfecto, amado y el proyecto único y maravilloso tuyo.

Confirmo lo que dice en tu palabra: “Mi casa y yo siempre te serviremos”.

Leave a comment