PODEROSA ORACIÓN DE LA MAÑANA ESCUCHA LA VOZ DE DIOS Y CAMINA BAJO SU VOLUNTAD

Padre bueno, te damos gracias por todo lo que has hecho en nuestras vidas hasta éste día.  Gracias por habernos adoptado como tus hijos y a través de tu preciosa gracia, habernos perdonado de tanta maldad.

Te rogamos que tu Santo Espíritu traiga a nuestro entendimiento, todo aquello que debe ser corregido, todo patrón de comportamiento errado, toda maldad guardada en lo profundo de nuestros corazones, de modo que nos des la fortaleza y el deseo para poder cambiarlos por los correctos.

Todo lo que ocurre es el resultado de nuestro empeño por hacer lo malo, por descuidar la creación que pusiste a nuestro cargo, por ser negligentes en el cuidado de nuestras relaciones y por las ansías de poder que hemos permitido que nos dominen.

Queremos cambiar de actitud y corregir todo lo que hemos hecho errado, queremos aprovechar esta nueva oportunidad que nos brindas de hacerlo bien.

Estamos seguros, que la principal sanidad proviene de nuestro estado de bienestar interior y nuestro deseo es despojarnos de todo orgullo, de todo enojo, de las palabras negativas, ociosas y mal dichas, acerca de nosotros mismos y de nuestro entorno.

Danos un corazón sensible a tu voz y obediente a tus instrucciones.  Ninguna mala noticia llegará a nuestras vidas porque descansamos confiados en tu protección.  

No hay porqué seguir castigándonos por los errores que ya tu nos perdonaste, ni hay porqué sentirnos alejados de ti por causa de nuestra naturaleza pecaminosa, simplemente es necesario, abandonarnos a tu voluntad e intervención, pues tu tienes el poder para transformarnos en tu semejanza Señor.

Es momento de alinear nuestro corazón a tus planes y propósitos y vivir la vida como tu la pensaste desde el inicio de los tiempos, Papá.

Creemos que tu misericordia y tu gracia, serán nuestro escudo en tiempos de angustia y que la sangre poderosa de Cristo, nos guarda de todo peligro que amenace nuestra integridad.

Nos decidimos a atender a tu llamado y a habitar en tu presencia.  Gracias por tanto Dios de los cielos, 

en Cristo Jesús, amén.

Leave a comment