PODEROSA ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA VIVIR MI REALIDAD Y NO GENERAR FALSAS EXPECTATIVAS

Señor nuestro, necesitamos tu ayuda con urgencia.

Algunos de nosotros hemos cedido a las expectativas que nos parecieron agradables, asequibles y rápidas.

Unos hemos cedido al orgullo para negarnos a perdonar, otros hemos cedido a las promesas de riqueza a través de mecanismos engañosos, otros hemos cedido al chisme, a la mentira, a los vicios, al pecado en cualquier presentación y modo, pero todos sin duda, hemos sufrido sus consecuencias.

Toda expectativa que el mal nos muestra es engañosa,  siempre traerá confusión y pérdida.

Queremos ser prudentes, queremos tener la capacidad de desenmascarar sus propuestas y resistir sus invitaciones.

La maldad siempre traerá con ella, malos resultados, no es posible que podamos recoger buenas cosechas de una siembra mala.

Tu eres la luz que alumbra nuestro camino y nos permite apartarnos de lo que no conviene.

Rodéanos con tu amor, con tu gracia, con tu fortaleza y tu poder, para aprender a ser sabios y vivir vidas satisfactorias y bendecidas.

Permítenos ser ayuda para quienes buscan refugio en lo pasajero, porque aún no conocen los beneficios de lo eterno.

Acompáñanos el resto de nuestras vidas, porque de tu lado están las sonrisas, la alegría, el amor y la paz.

No permitas que las crisis de nuestras vidas nos desanimen hasta el punto de aceptar las propuestas que el mal nos hace.

Tu palabra nos enseñó que debemos resistir todo aquello que nos conduce a la maldad y ella perderá todo efecto sobre nosotros.

Tu eres el antídoto que nos cura de la torpeza, quien los quita de los ojos la venda y nos muestra el Camino que nos lleva a la vida eterna.

Tu tienes el plano correcto para nuestras vidas. No queremos retrasar nuestro propósito corriendo tras placeres pasajeros.

Queremos cuidar nuestra mente y nuestro corazón, tomando las medidas necesarias para permanecer cerca tuyo y lejos del alcance del mal.

Gracias Padre bueno, tu eres nuestra esperanza, tu eres fiel, tu eres la manifestación misma de la bondad completa.

En Cristo Jesús.

Amén.

Leave a comment