Por medio de esta oración te invito una vez más a que seas el Señor de cada área de mi vida, toma el control de mi mente, de mis sentimientos y de mis emociones, no permitas Dios amado que las circunstancias afecten mi corazón y puedan traer desanimo a mi vida, te pido que seas tú por medio de tu maravilloso espíritu Santo, llenando cada aspecto de mi vida y dándome siempre de esa paz que tanto necesito.

Someto a tu Señorío todo y te pido que tu reino y tu voluntad inunde todo lo que soy, que cada cosa que yo hago esté impregnada de tu aroma, que tu luz se refleje en mi rostro, y pueda mostrarle al mundo lo maravilloso que es permanecer en tu presencia, dame el privilegio y la sabiduría de ser un reflejo de tu gran amor a aquellos que no te conocen, que mi manera de actuar, de hablar, de relacionarme con otros refleje siempre tu esencia.

Mi más grande anhelo es amarte de verdad con toda mi mente, con todo mi corazón y con todas mis fuerzas,  ayúdame a siempre permanecer confiado en tu palabra y en todas las hermosas promesas que me has dado, porque tu Señor eres bueno, fiel y verdadero y en ti no hay mentira, ayúdame a creer que como has prometido tu palabra no regresa vacía sino que lleva fruto y cumple el propósito por el cual tu la envías.

Gracias amado padre por escucharme y hacerme sentir amado, gracias porque estoy seguro que eres y seguirás siendo mi protector, gracias por rodearme como un escudo y librarme de todas las amenazas del enemigo, gracias por ser mi alto refugio y permitirme vivir la vida llena de seguridad y confianza, a tu lado no hay temor pues todo tú lo has echado fuera, gracias por enviar a tus ángeles protectores para que yo viva seguro, gracias por siempre estar a mi lado.

Te bendigo y te exalto en el nombre de Jesús.

Amén y amén.  

Leave a comment