La manipulaci贸n se define como el acto de intervenir con medios h谩biles para distorsionar la realidad al servicio de intereses particulares.

La manipulaci贸n es como la tentaci贸n; se camufla en comportamientos sutiles y presiona las decisiones de los dem谩s de manera discreta y efectiva, logrando que la v铆ctima se sienta el victimario.

Esta habilidad de conseguir lo que se quiere y usar al otro como marioneta para lograr sus prop贸sitos, hace del manipulador una persona t贸xica y peligrosa.

Para convertirse en un manipulador se requiere de una inteligencia superior y un carisma particular.聽 Tristemente las mujeres son quienes aportan mayor n煤mero de practicantes de esta actitud.

Hoy veremos en detalle los diferentes tipos de manipulaci贸n que existen y pueda ser que nos descubramos ejerciendo al menos uno de ellos en nuestras relaciones personales.

Empezaremos mencionando a los que se comportan como v铆ctimas para conseguir inspirar l谩stima.聽 Son quienes toman una situaci贸n desfavorable, sea real o inventada y la exageran de manera que puedan conmover el coraz贸n del otro y apelar a sus emociones para conseguir su cometido.

El segundo tipo de manipuladores son aquellas personas que aprovechan su carisma para obtener un poder que les permita destacarse sin hacer demasiado, o simulan un inter茅s en las otras personas para conseguir que ellas se interesen verdaderamente en ellas.

El afecto real no hace parte de sus actos aparentemente nobles, sino el 煤nico inter茅s de sentirse el centro de atenci贸n.

El tercer tipo est谩 conformado por personas que usan su conocimiento para imponer como 煤ltima palabra sus opiniones; 茅stas personas toman el liderazgo por su propia mano para decirle a los dem谩s lo que deben o no hacer.

El cuarto grupo de personas manipuladoras son aquellas que buscan seguidores de sus opiniones en contra de otra persona para destruirla con comentarios negativos.

El quinto tipo de manipuladores son quienes motivan con una recompensa a largo plazo, el desarrollo del trabajo que los dem谩s hacen para ellos,聽 para luego desaparecer sin cumplir lo prometido y llev谩ndose consigo el beneficio.

El sexto estilo de los manipuladores es la adulaci贸n.聽 Ellos se desviven hablando bien de alguien para esa persona se sienta en una especie聽 de 鈥渄euda moral鈥 que la obliga a acceder a sus peticiones.

El 煤ltimo grupo de ellos, est谩 constituido por las personas que tuercen las versiones de otras para obtener un beneficio propio y siembran duda respecto a la credibilidad de las palabras de su v铆ctima, de manera que ellos puedan ser considerados los perjudicados.

Ser铆a interesante analizar si alguno de nuestros comportamientos est谩 identificado con alguna de las conductas anteriores y pedirle al Esp铆ritu Santo que nos ayude a corregir aquello que est谩 mal.

La Biblia hace menci贸n de muchas personas que usaron la manipulaci贸n como la聽 herramienta para escalar la empinada cumbre del poder.

La reina de este comportamiento fue Jezabel, una mujer tan corrupta que la Biblia dedica suficientes referencias a desenmascararla.

El primer libro de Reyes la describe como la hija de Et Baal, rey de los sidonios, sacerdote de los adoradores de Baal y la esposa del rey Acab.聽 Jezabel fue una mujer absolutamente libertina y dominante para quien su esposo Acab era solo una marioneta, con la que ejecutaba todos sus planes.

Incluso el apocalipsis la usa como figura para describir los comportamientos que corrompen la vida de los creyentes y puede conducirlos a la perdici贸n.

La primera de las actitudes que deton贸 el comportamiento manipulador de Jezabel fue el orgullo.聽 Ella se consideraba a s铆 misma como superior a su marido el rey Acab, y a todo el pueblo en general.

Provenir de una familia poderosa en lo econ贸mico y lo religioso, la motiv贸 a convertirse en la mandataria muy por encima de su marido que era apenas una imagen inanimada sentada en su silla real.

Ella alimentaba los centenares de sacerdotes de Baal y de esa manera pod铆a dominar sus decisiones a su antojo.

Usaba su posici贸n para hacer todo lo que se le ocurr铆a, pues se confiri贸 la autoridad de hacerlo ella misma.

La pretensi贸n de considerarse superior a todo y a todos la llev贸 a retar abiertamente el poder de Dios y por esa causa fueron muertos todos los sacerdotes que com铆an a su mesa.

Una mujer de una inmoralidad 煤nica, que usaba su belleza, su perversa inteligencia y su posici贸n para hacer de las suyas a su antojo.聽 Lleg贸 a tener tal poder que hasta el profeta El铆as se sinti贸 intimidado por el despliegue de sus amenazas.

Analizando este comportamiento se hace necesario tener en cuenta si estamos usando algunas de esas estrategias para lograr lo que por otro medio no ser铆a posible.

 

驴Alguna vez usamos nuestra belleza como instrumento para dominar las decisiones de nuestro c贸nyuge? o 驴Usamos nuestras l谩grimas para recurrir a su sentimiento de culpa agrandando exageradamente el tama帽o de su error y haci茅ndonos las v铆ctimas?

Sutileza.聽 Ese es el disfraz de la manipulaci贸n.聽 Necesitamos ser sumamente cuidadosas de nuestros actos para no ceder a sus encantos.

Es posible que alguna vez hayamos incurrido no s贸lo en uno de esos comportamientos, tanto con las personas a nuestro alrededor, como peligrosamente, con Dios.

Sentirnos 鈥渟uperiores鈥 por considerarnos 鈥渟antas y buenas鈥 anula inmediatamente la efectividad de nuestros actos.

Desechar a los otros por que los consideramos pecadores y exhibir sus errores es tambi茅n manipulaci贸n.

Que el Se帽or nos ayude a corregir todo comportamiento manipulador y nos permita ser creyentes sanos.

Hagamos juntas esta oraci贸n:

Amado Dios y Padre, nos presentamos ante t铆 para pedirte que nos perdones por haber pecado y haber intentado manipular las personas a nuestro alrededor e incluso a ti.

Sabemos que en ocasiones hemos presentado nuestras oraciones con instrucciones espec铆ficas de lo que queremos que hagas por nosotras, sin tener en cuenta si es o no tu voluntad.

Perd贸nanos por las ocasiones en que hemos mentido acerca de las personas y en ese ejercicio hemos deteriorado su imagen ante los dem谩s.

Aceptamos la responsabilidad de nuestros errores y te rogamos que nos ayudes a corregir nuestras malas conductas.

Te pedimos que nos limpies de todo orgullo que nos hace menospreciar al otro, de toda prepotencia que nos sit煤a en supuestos lugares de 鈥渆xclusividad鈥 en donde las personas que se equivocan no tienen entrada, seg煤n nuestro parecer.

Todos somos iguales, todos somos pecadores, sin importar de qu茅 manera lo hacemos, sea en nuestro interior llenos de arrogancia o sea en el exterior siendo infieles.

Para ti no hay diferencia alguna. La 煤nica diferencia la hace un coraz贸n humilde que pide perd贸n y se aparta del mal comportamiento.

Queremos ser personas maduras, queremos ser creyentes que apoyan, que aportan, que suman, que sirven, que reflejan tus comportamientos.

Gracias por traer luz a nuestra vida y mostrarnos los errores que abrigamos considerando que no lo eran, pues es la manera en que podemos decidirnos a abandonarlos.

Tu eres el tesoro m谩s valioso de nuestra vida que jam谩s quisi茅ramos extraviar.

Danos amor, comprensi贸n y compasi贸n por aquellas personas que usan la manipulaci贸n para hacernos da帽o y danos el car谩cter que se requiere para no ceder a sus pretensiones.

En tus manos depositamos nuestros corazones. S贸lo tu puedes limpiarlos y hacerlos semejantes al tuyo.

En Jesucristo, nuestro Rey y Se帽or.

Am茅n y am茅n.

Leave a comment